31 diciembre 2009

CONSOMÉ DE ESTUDIANTE O CONSOMÉ DE RESACA

Desde mi particular punto de vista, en toda casa que se precie hay que tener un consomé o caldito preparado para la primera mañana del año, por aquello de evitar (o curar) alguna que otra resaquilla o simplemente por aquello de templar el cuerpo después de la fiesta - que la noche del 31 a veces es fresca o de temperaturas cambiantes.

Desde luego no hay mejor caldo que el que se saca de hacer un cocidito o un puchero, pero normalmente en Noche Vieja nos ponemos extraordinarios y solemos preparar platos "más finos".  Además como el cocido se considera pesado, planeamos otros manjares de consistencia "más ligera"

Dejo pues aquí una receta que mi sabia madre me dio y que yo gusto de llamar "consomé de resaca o de estudiante".

Ponemos a hervir agua. Le añadimos 1 muslo de pollo, huesos (salados, de jamón ...), 1 trozo de carne (250 gr.) de ternera de segunda, 2 puerros, 1 zanahoria, 1/2 cebolla, 1 ó 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel y una pastilla de Avecrem o sal, (y si tenemos, y para añadir a última hora, cortezas de jamón - en estas fechas siempre hay alguien conocido al que le ha caído una cesta de navidad). Una vez que haya hervido todo lo dejamos cocer a fuego lento durante unas horitas. Si tenemos olla expess u olla rápida con 30 min. bastará. 


A la hora de servir, la gente fina antes de tomarlo lo espuma, es decir, le quita la grasa que queda en la parte superior. A mí, particularmente, lo que me gusta es que esté potente y por tanto lo que hago es removerlo antes de tomarlo - que después de las copas, no viene mal la grasita. Si además le echamos un chorrito de vino de Jerez y la yema de un huevo ... pa morirse del gusto.

Mencioné que me gusta llamar a esta receta "consomé de estudiante" y es por varias razones: Porque en mi época de tal, algo lo trabajé (¡Ay, qué bien me vino y Ay, qué tiempos aquellos!). Porque está reducida en cantidades a un muslo de pollo cuando lo suyo sería poner un pollo entero - o mejor una gallina -  y porque si no tenemos alguno de los ingredientes ... pues prescindimos de ellos o los suplimos por otros más baratos: que no hay puerros, pues ponemos más cebolla, que no hay ternera, pues dejamos cocer el caldo el tiempo suficiente para que exprima el sabor del huesito del solitario muslo de pollo, que no hay ajo o zanahoria, pues no pasa nada. Y porque además, con el condumio que queda del caldo podemos preparar unas croquetas o un paté ... pero eso queda para la siguiente entrada (Si de verdad el consomé es efectivo y yo sobrevivo a la resaca)


FELIZ AÑO NUEVO

5 comentarios:

pajarita de plástico dijo...

Todavía recuerdo cuando, en plenas cruces de nuestra Graná estudiantil, con la casa llena a más no poder (19 creo que pidieron fonda ese año en Santa Clotilde...), la amiga vegetariana de Perico no supo o no quiso saber de qué estaba hecho el caldito que tan bien le vino para pasar la resaca...

Me relamo de pensar en el del año pasado...

Felices 20 años... y otros 20 que vengan...

Chiqui dijo...

Para que luego se metan con la DGT, con el carnet por puntos y con la nueva legislación. Si ya en los 90 por salir a la calle con una pajarita de plástico al cuello y echarte dos copas de más, te cayó una condena de la que hoy vas a cumplir 20 años (... y los que te quedan, que hace 10 firmasté contrato renunciando a la libertad condicional)

T.Q., bicho.

Angie dijo...

Hola, chiqui! Mi madre siempre hacía este consomé en Navidad!!! Qué buenos recuerdos! Te deseo lo mejor para esta noche y para el próximo año!!!! Un besito.

thesecondone dijo...

¿A qué sabe la nostalgia....? A olores de la infancia,...y a sabores hechos con el corazón!!!
¡Qué bonita declaración de amor la de pajarita de papel,...que haya pasado tantos años en la cárcel y que siga bebiendo los vientos por tí,...perdón ...los caldos....A mí se me han saltado los caldos de mis ojos al leer esta subliminal carta of Love!!!
Feliz 2010,...Chiqui y bicho, sois The best!!!

Chiqui dijo...

Desconozco la razón, pero en esta entrada había más comentarios. Han desaparecido.