07 noviembre 2013

PIMIENTOS RELLENOS REQUETEBUENOS


INGREDIENTES (para 10 personas o alguna menos)

  • 10 pimientos rojos grandes.
  • 1 lata de atún grande (de 1 kilo)
  • 2 latas de tomate triturado (formato 1 de kilo)
  • 1 kilo de arroz.
  • 3 cucharadas soperas de azúcar para quitar la acidez al tomate
  • Una pizca de sal.


PREPARACIÓN:

Quitamos los rabos a los pimientos y los reservamos para después usarlos como cierre.
Limpiamos los pimientos de semillas por dentro.

Freímos el tomate (a ser posible que sea tamizado, sin pepitas) a fuego lento durante hora y media.
Una vez frito el tomate, le añadimos el azúcar y la sal y removemos bien. (Podemos freírlo el día anterior o bien mientras limpiamos los pimientos)

Añadimos al tomate el arroz (crudo) y el atún de la lata (al que previamente le habremos escurrido el aceite) Mezclamos todo bien.

Con la mezcla rellenamos los pimientos y los tapamos con su rabito.

Barnizamos los pimientos con aceite para que luego se despegue bien la piel y los colocamos en una bandeja. Los cubrimos con papel de aluminio y los metemos al horno - ya precalentado -.

Los dejamos ahí durante una hora y media aproximadamente* a 175 grados. A mitad de cocción les damos la vuelta para que no se quemen por abajo o quitamos el fuego de abajo y los dejamos sólo con el de arriba.
* Cuando lleven una hora y cuarto en el horno, probamos el arroz para ver si está cocido. (Si no lo estuviera, seguimos probando cada cuarto de hora hasta que esté hecho a nuestro gusto).
-----

Esta comida me encanta, me chifla. Me recuerda mi infancia en Alcalá y a tantos buenos vecinos que allí teníamos. 

De unos de esos estupendos vecinos es esta receta: de la familia Requena, que además de ejercer como tales en Alcalá, tuvieron a bien acogerme en su hogar cuando años más tarde llegué a estudiar a Granada. 

Tanto me gustaba este plato, tanto persistía su exquisitez en mi memoria gustativa que en más de una ocasión había tratado de prepararlo sin tener la receta y siguiendo mi intuición. ¡Mala intuición la mía! Resultado: pimientos quemados y arroz crudo. Pero quién necesita intuición propia cuando hay generosidad ajena. Los Requena me hicieron llegar la receta y aquí la dejo. Se acabó el arroz crudo. ¡REQUETEPIMIENTOS!

07 marzo 2013

BANDIQUEQUITOS



Bandique...qué? 
Sí, sí. Ha leído usted bien: Bandiquequitos. Ese el nombre con el que he decidido bautizar esta receta.

Lo de "queque" es por aquello de que aquí en Canarias es muy típico llamar a los bizcochos queque (deformación del término inglés cake). Lo de "itos", por su tamaño. (!Tan cuqui! que diría alguna de mis alumnas) y lo de "bandi", porque la autora de esta receta es Ague (alias La Bandi o Bandía de la O).

Ella, con su particular y peculiar forma de expresión, podría habernos presentado esta delicia con un "Oiga, oiga, oiga. Seriamente se lo digo: esto está pero que muuu rico. Seriamente, bandidísima."
No lo hizo así. Se limitó a decir que no les tenía mucha confianza a sus queques porque los había cocinado en horno desconocido. He de señalar que no duraron diez minutos en la mesa y que de ellos no quedo ni "mijita".

La receta es sencillita y me atrevería a decir que es la típica receta de bizcocho de yogur con la que muchos se estrenan en el mundo de la repostería. La "Bandía" tiene el punto cogido a la fórmula y la prepara con mucho arte. 

Aquí la dejamos.

INGREDIENTES:
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 vaso de aceite
  • 2 vasos y medio de azúcar
  • 4 de harina
  • 1 sobre de levadura
  • media tableta de chocolate o "chips" de chocolate (opcional)

PREPARACIÓN

Mezclamos los huevos, el yogur, el aceite y el azúcar y batimos bien hasta que no se noten los granitos de azúcar.

A continuación añadimos la harina y la levadura y mezclamos bien.

Si queremos que los queques sean más golosones, fundimos chocolate (media tableta o un poquito menos) y se lo agregamos a la masa y removemos bien. Otra opción, si queremos trabajar algo menos, es la de agregar a la masa "chips" de chocolate de esos que venden en la sección de repostería del super.
(También los podemos adornar con unas almendritas laminadas)

Untamos con mantequilla los moldecitos (en este caso fueron tres, aunque podríamos hacerlo en uno solo) y los espolvoreamos ligeramente con harina. Vertemos la mezcla y los metemos al horno, que previamente habremos precalentado. Los dejamos de 25 a 30 minutos, a una temperatura de unos 180º. Pasado ese tiempo, comprobamos con el truco del palito si están bien cocidos. Si no lo están, los dejamos un poquito más en el horno.

28 febrero 2013

PRÍNCIPE ALBERTO



Es curioso lo que una encuentra cuando se pone a - valga la redundancia - ordenar el ordenador. Aunque en mi caso más que de una redundancia, se trata de una paradoja. Tener el ordenador ordenado es misión imposible.

Pues bien, en uno más de mis muchos y frustrados intentos, me topo ¡Oh, cielos, qué maravilla! con unas cuantas de las recetas de Yeyes. Fórmulas magistrales con las que mi querida comadre no sólo engorda y alimenta mi blog sino también mi estómago y el de sus amigos.

Aprovechando la oportunidad y antes de que estos preciados archivos vuelvan a extraviarse en cualquier escurridiza carpeta de mi caótico ordenador, publicaré hoy uno de sus postres, el Príncipe Alberto, plato típico de su tierra, La Palma, y de su cocina. 

Cualquiera que haya visitado la Isla Bonita conocerá este dulce manjar.

Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 1 bote de nata Ermol 
  • 100gs de mantequilla
  • 1 tableta de chocolate fondant 
  • 8 cucharadas de azúcar 
  • 100gs almendras (mejor tostadas)
  • 100grs avellanas
  • 1 taza de café
  • Bizcochos
Preparación:
Montamos la nata con la mitad del azúcar en un bol y la reservamos.

En otro bol aparte, montamos las claras a punto de nieve y añadimos el resto del azúcar. Cuando estén montadas,  le añadimos las yemas poco a poco, sin dejar de batir.

Troceamos el chocolate y junto con la mantequilla lo fundimos. Podemos hacerlo en el microondas o al baño maría. Una vez fundido dejamos que se enfríe.

Una vez frío el chocolate, lo añadimos a la mezcla de los huevos.

Trituramos los frutos secos y los agregamos. 

A continuación, incorporamos la nata a esta masa, poco a poco, con movimientos envolventes.

Vertemos en una fuente un poco de la crema resultante. Encima colocamos bizcochos troceados empapados en café y cubrimos con el resto de la crema. 

Finalmente, espolvoreamos un poco de almendra troceada por encima. 

¡Y ya está! Bueno, nos queda dejarlo enfriar para que coja cuerpo. Lo mejor es prepararlo de un día para otro.

Se sirve en copas y acompañado de nata montada.

-----------------------------
Mi flaca memoria me decía que el nombre de este rico postre palmero tenía una curiosa explicación pero por ser tan flaca (mi memoria, que no yo) no quería recordarme cuál. Así que me dispuse a bucear en internet en su busca y captura y la encontré.

La encontré en El Pato de Chocolate, un estupendo blog que bien vale una visita (o unas cuantas). En él nos cuenta su autora, María del Mar Noda, por qué la inventora y madre de este postre, doña Matilde Arroyo, bautizó de tal manera su creación y nos da una variante de la receta diferente a la de mi comadre (sin nata y explicando la elaboración del bizcocho).

No sé cuál de las dos recetas es más fiel a la de doña Matilde, pero puedo dar fe que la de Yeyes es espectacular y estoy segura (a la vista de las fotos) de que la de María del Mar ha de estar de quitar el hipo.


19 febrero 2013

Guiso de Carne

INGREDIENTES:

1 kg. de carne de ternera de segunda cortada en dados, 1 cebolla, 3 ó 4 dientes de ajo, una copita de vino blanco o brandy, 4 patatas, 1 pastilla de Avecrem o sal, pimienta, azafrán (o colorante alimentario), una hojita de laurel.


PREPARACIÓN:

Doramos en una cazuela la carne durante un par de minutos, añadimos los ajos y la cebolla, que previamente habremos picado, y removemos.

Agregamos el vino o el brandy y un poco de agua. Cuando empiece a hervir echamos la hojita de laurel, una pastilla de Avecrem (o la sal), una pizca de pimienta (y si nos apetece alguna especia más como tomillo).
Bajamos el fuego, tapamos la olla y dejamos cocer la carne lentamente. Cuando esté casi hecha, añadimos las patatas*, cortadas en dados, y un poquito de azafrán (yo no suelo tener, así que uso colorante).
Volvemos a tapar la olla hasta que se cuezan las patatas.

 * No es mal consejo, a la hora de cortar las patatas, no terminar de hacerlo. Trataré de explicarme: clavamos el cuchillo para empezar a cortarlas pero en vez de llegar hasta el final con él, terminamos los trozos de patata, arrancándolos con la mano. Chascamos las papas ¡vaya! Este truquito, que ayuda a espesar la salsa, lo aprendí de mi querido Santiago/Houston compañero de comidas estudiantiles en mis años "granaínos". ¡Ay, qué tiempos aquellos!


Este es el guiso de carne "de toda la vida" (al menos en mi casa). Es la receta de mi madre y creo que de mis abuelas Pepucha y Pepita. Ambas la hacían tal cual. A pesar de ser muy sencilla de preparar, a mi me llevo su tiempo cogerle el truco. (Tengo cierta tendencia a correr en la cocina y ya se sabe ... nada hay como un buen fuego lento. Hay que dejarle su tiempo para que la carne quede tiernita)

Como variante a esta receta, podemos añadir unas cuantas verduras (champiñones, alcachofas, zanahoria, guisantitos ...) y sustituir las patatas cocidas por unas doradas.



05 julio 2012

VICHYSSOISE. "vichisua" o Crema de Puerros Fría


Vamos con una recetita fresca para el verano. Ésta la saque de uno de esos recetarios que las marcas (en este caso LA LECHERA) te enviaban a cambio de mandarle cuatro muestras de compra a un apartado de correos. Hoy en día ya nos proporcionan los recetarios vía internet (pero esta receta no la he encontrado)

INGREDIENTES: 1 litro de caldo (o 1 litro de agua y dos pastillas de Avecrem, 4 patatas, 4 puerros, 1 cebolla, 2 cucharadas de mantequilla, 1 bote de nata La Lechera, sal, pimienta y perejil. (+ 2 quesitos)


PREPARACIÓN: freír en la mantequilla la cebolla picadita, los puerros cortados en rodajas y las patatas cortadas como para tortilla. Cuando la cebolla y los puerros comiencen a ablandarse añadir el caldo y dejar cocer durante 20 minutos. Pasarlo por la batidora o por el pasapuré. (A la hora de batir, yo suelo agregar dos o tres quesitos o en su defecto unas lonchas de queso. Es verdad que éste no aparece en la receta original pero yo no puedo resistirme a agregar queso a cualquier crema)
Cuando la crema esté fría, meterla en la nevera hasta el día siguiente. Antes de servirla incorporar la nata, mezclándola bien, salpimentar y espolvorear con perejil picado.


04 diciembre 2011

Solomillo a la Cerveza


En un día como hoy, a mi chico, que está bajo de hemoglobina, le vendría que ni pintada un "peaso cagne roja" en vez de la insulsa comida del hospital.

Así que - aunque sea virtualmente - vamos a prepararle un sencillo, a la par que exquisito, solomillo a la cerveza. Para ello, seguiremos la receta de mi cuñada Inki, la reportera más dicharachera y la shopper oficial de la familia Gil, cuyas virtudes no enumeraré aquí porque me puedo encontrar con un "¡No j...! ¡No seas pelota, Chiquitina!"

Ingredientes:

  • Una buena pieza de solomillo de ternera.
  • Un poquito de aceite. Lo justo para embadurnar el solomillo.
  • Un bote de mostaza en grano.
  • Una botella o lata de cerveza.
  • Una pastilla de Avecrem.
  • Sal y pimienta (opcional)


Preparación:
Con la ayuda de un pincel pintamos el solomillo con el aceite.
A continuación lo rebozamos en mostaza.
Se puede salpimentar en este punto. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que el Avecrem ya contiene sal.


Lo metemos en el horno previamente precalentado y lo dejamos asar durante unos diez minutos.
Pasado ese tiempo abrimos el horno y lo regamos con la cerveza en la que ya habremos disuelto la pastilla de avecrem. Volvemos a cerrar el horno y lo dejamos otros 10-15 minutos. (He de decir que habrá quien quiera darle más tiempo de asado. Nosotros no lo dejamos demasiado porque nos gusta la carnita poco hecha)

01 diciembre 2011

Tarta de limón

Siguiendo el consejo de mi sabia comadre, voy a tratar de engordar un poquillo este escuchimizado blog -publicando alguna receta de las que tengo desperdigadas por el ordenador - para así matar alguna que otra hora muerta de esas que me toca padecer en mi temporal rol de acompañante de hospital. Y ¿qué mejor que empezar con una de las suyas? "Fefa-Yes" ahí va tu riquísima tarta de limón.


Ingredientes

Para la base:
- 400 gr. de galletas tipo Digestive.
- 150 gr. de mantequilla.
- un puñadito de almendras o avellanas (opcional)


Para el relleno/cobertura:
- 2 paquetes de nata klop-klop*
- 1/2 litro de leche (la necesaria para montar la nata)
- 1 bote pequeño de leche condensada.
- el zumo de cuatro limones.

* La nata klop-klop es una nata vegetal en polvo. Debe de tener algo de vainilla o de esencia de ésta, pues se le nota cierto regustillo. Se monta fácilmente agregando leche (mejor y más rápidamente si está fría). Además no se corta.

En Canarias no es difícil encontrarla en cualquier supermercado. En la península creo que es más complicado, pero bueno, se puede sustituir con otra nata (1/2 litro)




Preparación:

Picamos las galletas (sin llegar a convertirlas en polvo, que queden trozos muy menuditos) y las mezclamos con la mantequilla (que habremos derretido previamente para que quede líquida). A esta mezcla se le puede añadir un puñadito de almendras o avellanas picadas si nos apetece.

Forramos el fondo de un molde con esta mezcla. Hacemos una base gruesa de unos 3-4 cm. y en los extremos la subimos un poco para hacer pared.

Metemos el molde en la nevera o en el congelador para que la base de nuestra tarta se endurezca.


Montamos la nata en polvo klop-klop con 1/2 litro de leche, agregamos la leche condensada y el zumo de limón y batimos bien. Con esto cubrimos la base de galletas y metemos en la nevera o en el congelador durante unas horitas para que coja cuerpo.



07 noviembre 2011

La Pollada del Gringo


Dado el título de esta entrada, no sé yo si los controles parentales de internet la "censurarán" o la bloquearán por impropia.  

Habrá que arriesgarse porque la receta no tiene otro nombre. No puede tenerlo.

La magistral formúla de la pollada se la debemos al "viejito", al maestro de los asados, a Sergio, el Gringo

El muy j..... nos acaba de dejar para volver a su tierra y a su familia, así que qué mejor ocasión para publicarla. Y además de la oportunidad del momento, la publico por varios motivos. En primer lugar, para sacudirme el disgusto que nos ha causado su marcha (la suya y la de sus tres chicas que se fueron antes que él). En segundo lugar, para agradecerle la amistad que durante estos últimos años nos ha brindado y las veces que ha llenado nuestros gulosos estómagos. ¡Ay, "desgraciao", lo que te vamos a echar de menos! En tercer lugar, la publico con la esperanza de que el "tortu-cuñao" o Jaime I de Villagreen o cualquier otra alma caritativa tenga a bien pillar el relevo en la parrilla. 

Vamos pues con la receta

- Pollos (a decidir la cantidad en función del número de "comiones"). Por supuesto si los pollos son de esos criaditos en el campo, como Dios manda, mejor que mejor.

Preparamos un adobo con: zumo de limón (unos 4 ó 5), 1 diente de ajo picado, mostaza ( 2-3 cucharadas), sal, y especias a gusto (orégano, tomillo, pimienta ...)

Pintamos el pollo con el adobo y lo ponemos a la parrilla. De cuando en cuando lo  volvemos a pintar. Esperamos hasta que esté asado y entonces ... a correr y pillar trozo porque el se despista se queda sin probarlo. ¡El pollo vuela!




06 septiembre 2011

Arroz Tapado

Otra receta peruana, traída por Carla, quien tuvo el valor de prepararla en casa de mi suegra para unas 20 personas (y además se tomó la molestia de consentirnos los caprichos: que si a una no le gusta el huevo, que si la otra no come ajo que le sienta mal, que si el otro no puede comer ternera que no le dejan, etc., etc.). A pesar de las dificultades: el elevado número de comensales, los caprichos de algunos y la presión de cocinar en casa ajena, la muchacha se lució. El plato le salió requete-bueno y no sobró ni granito de arroz.



INGREDIENTES (para 6-8 raciones):
• 3 tazas de arroz cocido.
Para el relleno:
• 1 cebolla picada finamente.
• 1 diente de ajo picado.
• Ají verde, picado, a gusto.
• 1 cucharadita de pimentón.
• 4 cucharadas. de aceite
• 1/2 Kg. de carne molida
• 2 tomates pelados y picados
• Sal y pimienta
• 2-3 huevos duros
• 1 buen puñado de pasas
• 8 aceitunas negras, sin hueso
• Perejil picado.

PREPARACIÓN:
Freímos la cebolla, el ajo, el ají y pimentón en el aceite caliente.  Incorporamos la carne, mezclamos bien hasta que cambie de color.  Agregamos el tomate, salpimentamos y cocinamos hasta que la carne esté hecha.  Retiramos del calor, incorporamos las pasas, las aceitunas y huevo duro picado.



Armado:
Colocamos en moldes refractarios individuales una capa de arroz, luego el relleno y cubrimos con otra capa de arroz.  Desmoldamos sobre el plato en que se va a servir y adornamos con perejil picado. También se puede acompañar de plátano frito.


31 agosto 2011

Papa a la Huancaína

Vamos hoy con la huancaína, una deliciosa salsita criolla de El Perú.

Esta receta me la dio una peruana afincada en Barcelona, Carla, la novia de Pakito, el maestro de los mojitos. Tuvo a bien prepararla en casa de mi suegra y he de decir que está deliciosa.




INGREDIENTES:

- 2 ajíes amarillos. 
- 300 gramos de queso fresco.
- Media taza de aceite. 
- Medita taza de leche evaporada. 
- sal al gusto.
- galletas crackers (opcional)


PREPARACIÓN:

Lavamos los ajíes, los abrimos y les quitamos las semillas y las venas.

A continuación los pasamos por la batidora junto con el aceite, el queso, la leche evaporada y la sal.

Las medidas del aceite y la leche son aproximadas. Habremos de ir probando la textura. 

Hay quien, para dar mayor consistencia a la salsa, le añade unas galletas crackers a la hora de batirla. La autora de la receta dice preferirla pura (así que obvia las galletas)

En esta ocasión, Carla, que acostumbra a preparar la huancaína con queso fresco de Burgos, lo sustituyó por queso fresco majorero (que es de cabra) y hay que reconocer que no desmerece.

También tuvo que cambiar los ajíes peruanos por unos brasileños, que fueron los que pudo conseguir. El tendero advirtió que son algo más picantes. Y picar ..., picaban! hasta tal punto que hay quien tuvo que ponerse guantes para manipularlos y hay quien derramó alguna lagrimita al probarlos.

Esta salsa, que hoy en día se suele emplear para acompañar a diversos platos, se ha usado tradicionalmente como componente de La Papa a la Huancaína, que se prepara de la siguiente manera:

Colocamos en un plato una hoja de lechuga fresca y patata cocida cortada en láminas gruesas. 
Bañamos con la salsa huancaína y adornamos por encima con medio huevo duro (bien picado, bien en rodajas) y aceitunas negras. 

29 agosto 2011

Tiramisú II

Bueno, bueno, como dije en la entrada anterior, me quedaban cosas pendientes en cuanto al tiramisú. Aquí van pues:

Tiramisú Valerón Romero-Rosmarino

Italianísima versión de este postre, traída por mi querida Anuski, quien como ya dije, acaba de regresar de la "bota" Europea a Fuerteventura. Doy fe de que está ESPECTACULAR y como decimos en mi casa, cuando nos da el ramalazo gallego "Abofé, abofé que é certo".
He de advertir previamente que es muy similar a la versión Castaño-Estupiñán de la entrada anterior. Pero como cada maestrillo tiene su librillo, dejaré aquí constancia de los truquitos en los que insiste Ana para la elaboración de este postre.



INGREDIENTES:


- 4 huevos. (Separamos las claras de las yemas)
- 4 cucharadas de azúcar
- 2 tarrinas de mascarpone de 250 gr.
- 1 paquete de bizcochos
- 1 buena cafetera de café cargadito.
- Cacao en polvo amargo.




Teóricamente, se emplea un huevo por cada cien gramos de mascarpone. En este caso habría que emplear cinco. Sin embargo, para evitar que el tiramisú quede demasiado suelto, se le resta un huevo.
La proporción de azúcar es la siguiente: una cucharada por cada huevo.

Separamos las claras de las yemas. En un bol agregamos el azúcar a las yemas y batimos bien hasta que el azúcar "no se oiga" y haya quedado disuelto y las yemas hayan adquirido una textura esponjosa.

A continuación añadimos el mascarpone y batimos bien.

Montamos las claras a punto de nieve y se la agregamos a la mezcla anterior, teniendo cuidado de que no se bajen.

Mojamos los bizcochos en el café (que ya ha de estar frío). Es importante no empaparlos sino simplemente, darles un bañito rápido: Los mojamos por ambas caras sin soltarlos, sin dejarlos sumergirse completamente en el café.

Forramos el fondo de una fuente con bizcochos, vertemos encima una capa de la mezcla preparada anteriormente, espolvoreamos ligeramente con cacao, cubrimos con otra capa de bizcochos y otra de la mezcla mascarpone.

Por último, espolvoreamos con el chocolate. Es muy importante que el cacao en polvo sea amargo.

Dejamos reposar unas horitas en la nevera ... y a comer.



El "Tiramichoco ye-ye".

Con este nombre que me he sacado de la manga - y sin escurrirme el coco demasiado - he decido bautizar la versión que Yeyes hace de la receta del famoso Jamie Oliver.




Antes de explicar aquí la variante de mi comadre, me permitiré dejar una breve traducción de la misma.

J. Oliver's Tiramisú

INGREDIENTES:

• 250 gr de chocolate negro (70% de cacao)
• 50 gr de mantequilla, en dados.
• una pizca de sal.
• 175 gr de bizcochos.
• 400 ml de café caliente endulzado
• un chorreón de vin santo o cualquier otro vino dulce
• 4 huevos grandes.
• 100 gr de azúcar glass.
• 750 gr de mascarpone
• 2 naranjas
• unos granos de café, (que moleremos)

PREPARACIÓN:

Ponemos 200 gr de chocolate al baño maría, (reservamos los 50gr restantes en una pieza). Añadimos la mantequilla y una pizca de sal. Derretimos con cuidado de que no se queme, removiendo de vez en cuando para que los ingredientes queden bien mezclados)

Mientras tanto, forramos el fondo de una fuente (de unos 30cm de diámetro y unos 12cm altura) con los bizcochos y regamos cuidadosamente con el café endulzado (y ya frío).

Añadimos un buen chorro de Vin santo al chocolate derretido y removemos bien. Vertemos esta mezcla sobre los bizcochos y esparcimos con la ayuda de una espátula. Dejamos enfriar.

Separamos en sendos boles las claras de las yemas. Añadimos el azúcar a las yemas (y otro chorrito de vin santo, si nos apetece un postre más borrachín) y batimos hasta que el azúcar se haya disuelto y las yemas hayan adquirido un tono más claro y una textura más esponjosa. A continuación agregamos el mascarpone y la ralladura de una naranja y mezclamos.

Por otra parte, montamos las claras a punto de nieve (con una pizca de sal) y una vez que estén listas las agregamos cuidadosamente a la preparación del mascarpone y mezclamos bien.

Vertemos en el bol sobre los bizcochos con chocolate.

Y adornamos con:
- los granos de café (que previamente habremos molido)
- el chocolate que habíamos reservado (con el que habremos hecho virutas con la ayuda de un cuchillo bien afilado)
- la ralladura de la naranja que nos quedaba.


El Tiramichoco Ye-Ye varía ligeramente:

Sustituimos el vino dulce por brandy. (Para mí, una mejor elección pues no hay nada que case mejor con el chocolate que el brandy. Ummmm! Me relamo de pensarlo).  En caso de que queramos convidar con este postre a niños y abstemios, en vez de echarlo directamente sobre los bizcochos,  podemos añadirlo al chocolate mientras lo derretimos. Así se evaporará el alcohol.
Además, a la hora de derretir el chocolate, agregamos un chorrito de leche para que cuando se enfríe no se endurezca tanto)

En vez de utilizar café, empleamos Nescafé disuelto en agua. (Más apropiado si este postre lo van a disfrutar  almas de sueño ligero y de difícil dormir)

También sustituimos el mascarpone por una lata de Ermol (250gr) y una tarrina de 250gr. de queso Philadelphia. Esta mezcla es más ligera. Así que el postre es menos pesado para el estómago y más conveniente para nuestra conciencia - si ésta considera las calorías pecaminosas.-  Si además el angelito que susurra a nuestro oído está demasiado latoso con el tema calorías podemos incluso sustituir el queso Philadelphia normal por uno light.


Así que con las variantes el Tiramichoco Ye-Ye queda así.



INGREDIENTES:

• 1 tableta de chocolate.
• 1 cucharada de mantequilla.
• 2 chorrito de leche.
• 1 chorreón brandy
• 1 paquete de bizcochos.
• Un buen vaso de café descafeinado. (Nescafé con agua)
• un chorreón brandy
• 2 huevos.
• de 6 a 8 cucharadas de azúcar.
• 1 lata de 250gr. Ermol (postre lácteo/nata vegetal)
• 1 tarrina de queso Philadelphia de 250gr.
• 1 naranja.
• unos granos de café (que moleremos).
• un poquito de Nescafé para adornar.


PREPARACIÓN:

Ponemos el chocolate al baño maría, (reservamos un trozo en una pieza). Añadimos la mantequilla, un chorrito de leche y el brandy. Derretimos con cuidado de que no se queme, removiendo de vez en cuando para que todo quede bien mezclado).

Mientras tanto, forramos el fondo de una fuente con los bizcochos y regamos cuidadosamente con el Nescafé (que previamente habremos dejado enfriar).

Vertemos el chocolate derretido sobre los bizcochos y esparcimos con la ayuda de una espátula. Dejamos enfriar.

Montamos la nata Ermol con el azúcar. La nata ermol (o postre lácteo para batir, como reza la leyenda de la lata que la contiene) es una nata vegetal fabricada en Grecia, de textura mantequillosa y con un ligero sabor a vainilla. Se encuentra fácilmente en los supermercados de Canarias.

Separamos en sendos boles las claras de las yemas. Batimos las yemas, las mezclamos con el queso Philadelphia y la nata Ermol, seguimos batiendo hasta que esté todo mezclado. A continuación, añadimos las claras (previamente montadas a punto de nieve) y mezclamos cuidadosamente.

Vertemos esta mezcla en el bol sobre los bizcochos bañados en chocolate.

Con la pieza de chocolate preparamos unas virutas, ayudándonos de un buen cuchillo.
Rallamos también la cáscara de naranja.

Para adornar el "tiramichoco", con la ayuda de un colador,  espolvoreamos sobre él un poco de cacao y de Nescafé. Finalmente echamos las virutas de chocolate y la ralladura de la naranja.