16 enero 2010

FABES CON ALMEJAS



Esta receta se la dio a mi madre Pili de Aranda, una buena amiga que nos trataba de fábula cuando ibamos desde Fuerteventura a Las Palmas a hacer algún examen o a visitar al algún médico.
Primero la transcribiré tal cual nos la dio y después pondré las modificaciones que aplicamos en casa.

INGREDIENTES:
1 kg. de fabes (habas o alubias blancas), 1 Kg. de almejas 1 puerro, 1 pimiento verde, 1 pimiento choricero, 1 zanahoria, 1 cebolla, 1 vaso de vino blanco, perejil picado, 6 dientes de ajo, 1 guindilla, 1 vaso de aceite, sal.

Para la guarnición: 4 tiras de pimientos rojos, 1 huevo cocido y 4 espárragos.  (La guarnición es opcional)

PREPARACIÓN:
Dejamos las habas en remojo desde la víspera.
Las ponemos a cocer en agua con el puerro, la zanahoria, el pimiento verde, el pimiento choricero, 3 dientes de ajo, 1/2 cebolla y la mitad del aceite.
Sazonamos con sal y dejamos cocer (unos 45 min.)

Cuando ya están casi hechas, picamos el resto de la cebolla, de los ajos y las guindilla. Freímos con el resto del aceite hasta que la cebolla quede transparente. Echamos entonces las almejas y salteamos un poco. Añadimos el perejil y el vino y lo dejamos cocer tapado.

Mezclamos  este refrito con las habas y dejamos que hierva durante unos minutos.
A la hora de servir, adornamos con los espárragos, las tiras de pimiento y el huevo cocido cortado en rodajas.


MODIFICACIONES CASERAS: yo no suelo echar ni el pimiento verde, ni el choricero y tampoco la zanahoria. 

Como las preparo en olla rápida, una vez que sube la válvula las dejo cocer unos cinco minutos.
Miguel, mi marido, que se ha convertido en un verdadero especialista a la hora de preparar este plato, se salta este paso porque utiliza alubias de bote, así que una vez lavadas lo que hace es dejarlas cocer un rato con el refrito (al que también le añade el puerro picadito).

La verdad es que a él le quedan de vicio, así que yo ya casi no las preparo. He de decir, no obstante, que como mi chico se pirra por el picante, a veces se pasa con la guindilla.

Como aquí no nos resulta fácil conseguir buenas almejas, lo que hacemos es sustituirlas por un dos o tres de latitas de machas chilenas.

Desde luego, si tenemos unas buenas fabes y unas buenas almejas el plato saldrá de primera. Pero hay que reconocer que con unas habitas de las baratas del super y con las machas, sin superar la receta original, obtenemos un plato rico, rico.

A mi me gusta preparar esta receta - como todas las que llevan legumbres - la víspera a comerla.

5 comentarios:

sátrapa dijo...

Pues al final no me criticaste como me dijiste que ibas a hacer...

Es cierto que utilizo las de bote, pero porque la mayoría de las veces que las hago es después de que nos hayamos preguntado a las 10 de la noche "¿Qué comemos mañana?"... y no tengo mucho tiempo para hacerlas. "Sin en cambio" (homenaje a una ex-alumna), he de decir que cuando se hacen con judías -como se ha llamado en mi casa toda la vida a lo que sale en la foto de la entrada- de verdad, indudablemente salen más ricas.

Y en cuanto a la guindilla, no soy yo, son las guindillas que salen piconas o flojas... Y que siempre se me pega más de una a los dedos a la hora de echarla...

El huevo, ¿es cocido o duro?

PD. La verdad es que fagotizo tus platos y después digo que son míos... No tengo vergüenza... ni quien me la ponga.

Chiqui dijo...

Sátrapa, fagocito mío, estamos de acuerdo en lo de que no tienes vergüenza ni quien te la ponga, que no es la primera vez que planeas hacer las judías/alubias/habas/fabes con dos y tres días de antelación y aún así usas las de bote. He de admitir que te quedan de miedo, pero no me cuentes historias, my darling.

Macu dijo...

vaya platito de fabes mas bueno! tiene una pinta para chuparse los dedos.
Besitos!

angelesdemedina dijo...

Jejé, Chiqui, comadre,...te estás haciendo filosa, jajá...para que luego digas que moi!!!!

Mariquilla dijo...

Hace unos días, Paco me dijo que le apetecían unas fabes con almejas. Hoy no sabía que hacer para comer y estando en el súper pasé por las legumbres y me acordé que había visto en la receta que mi cuñao las había hecho alguna vez con habas de bote y me animé a probar. No he utilizado pimientos, puerro ni espárragos, no tenía, pero no han quedado nada mal, Peñuski hasta ha repetido... Creo que utilizaré la fórmula mas veces.