02 noviembre 2008

Cordero


INGREDIENTES:

- Cordero (pata o paletiilla, a gusto del consumidor)
- Limón
- Sal
- Un par de dientes de ajo.
- Una cebolla
- Un buen vaso de brandy o de vino blanco
- Una hojita de laurel

PREPARACION: la víspera frotar todo el cordero con limón (para evitar el fuerte olor a rebaño que deja el cordero al cocinarlo). Dorar el cordero en una sartén. Escurrir y poner los trozos (o la pata entera) en una cazuela. En el mismo aceite dorar un diente de ajo y una cebolla cortada en rodajas finas. Cuando la cebolla esté transparente verter todo en la cazuela. Añadir una copa de brandy o de buen vino blanco, una pizca de sal, una hoja de laurel y un poco de agua (en algunas cazuelas el agua no es necesaria). En cuanto hierva, bajar el fuego al mínimo y dejar cocer a fuego lento. (En olla express/rápida tarda unos 30 min.).
En el mismo caldo que ha sobrado de cocinar el cordero se cuecen las patatas. (A ser posible pequeñas y enteras).

Así lo suele preparar mi madre y está para chuparse los dedos. En casa nos gusta tener la comida preparada de antemano para poder ir a tomarnos las cañitas o los vinos. Esta receta puede prepararse con antelación y calentarse justo antes de comer. Opciones: microhondas, en la misma cazuela o como a mí más me gusta: en el horno (para darle un tono de asado)

La receta de Pili:

INGREDIENTES:
- Cordero (paletilla o pata)
- Limón
- Una cabeza de ajo
- Sal
- Tomillo
- Orégano
- Aceite
- Vinagre

PREPARACIÓN: dejar toda la noche el cordero adobado con limón (zumo y cáscara), dientes de ajo fileteados, sal, tomillo, orégano.

A la mañana siguiente, retirar las cáscaras de limón, echarle un chorro de aceite y meter al horno. La primera media hora a fuego fuerte, después a fuego lento.

Preparar un majado de ajos, sal, tomillo, orégano, un buen chorro de vinagre y agua. Cinco minutos antes de sacar del horno, regar el cordero con este majado.

¡Está de pecado!

5 comentarios:

endofmatch dijo...

Como parte integrante* de este laboratorio blogococinístico, afirmo con rotundidad que ambas versiones están de santa madre, aunque si me teng oque decantar por una lo haré por la de mi suegra... por razones obvias.

*Sí, sí: parte integrante, no quiero risitas... ¿O es que creen que no se sufre de conejillo de indias probando todas las recetas que se van a publicar en este blog? ¡Qué dura vida la del pobre probador que no sabe si sobrevivirá al nuevo comistraje!

Chiqui dijo...

¡Ya te vale! Más que sufrir como un conejillo de indias lo harás, en todo caso, como un cerdito de engorde.

Y ¿qué es eso de probar nuevas comidas? Si las recetas ya han pasado todo los "trámites legales" y tiene todos los permisos para poder ser publicadas. Y eso, como todo el mundo sabe, en esta bendita España lleva su tiempo. Ya le decían al insigne Larra "Vuelva usted mañana" cuando empezó a tramitarme el papeleo ventanilla tras ventanilla

Y no seas pelota, que a tu suegra ya la tienes en el bolsillo.

T.Q. Mon petit Cochon - como le diría Karabella a Abraracúrcix

Laube dijo...

Buffffffffffff, si esto lo ve mi marido, se muere del gusto!.
Menudas recetas buenas y caseras que hay en este blog. mi más sincera enhorabuena a las cocineras y a ti por trascribirlas.
Un besote

Anónimo dijo...

uyyy paseando por aqui veo esta receta y te voy a contar un secreto que se hace aqui entre algunos pastores de El Hierro,la pata de cordero la dejan en un cubo de esos negros de vendimia con agua a la luz de la luna toda la noche, y al hacarla ni tufo y mas blanda que se deshace al meter el cuchillo....

Chiqui dijo...

Pues no conocía yo ese truquillo herreño. Habrá que probarlo!