17 agosto 2010

Caldo de pescado


¿Qué toca hoy? Pues un "cardito pescao". Otra de las recetas canarias que me ha proporcionado mi suegra, quien - para no variar - la prepara magistralmente.

En un caldero ponemos un tomate, una cebolla pelada, 3 ó 4 dientes de ajo machacados, 1 hoja de laurel, 1 buen ramillete de hierbas (hierba huerto = hierbabuena, perejil y cilantro), 1/2 cucharadita de cominos, unas ramitas de tomillo y una pizquita de colorante. Si tenemos azafrán, podemos echar unas hebras. Cubrimos generosamente de agua, añadimos las papas (patatas) peladas, lavadas y enteras y llevamos al fuego.

Cuando éstas estén medio hechas, agregamos el pescado y un chorrito de aceite y dejamos a fuego lento hasta que el animalito marino esté cocido (o sancochado - que dirían por estas tierras).

¿Y qué bicho escoger para tan suculento plato? Pues mi suegra suele prepararlo con cherne, con sama o con mero.

A la hora de servir, escurrimos papas y pescado y emplatamos. Tradicionalmente, se acompaña con un buen mojo verde y con gofio escaldado. En casa de Tía Carmen, además del mojo verde se acostumbra a servir también con un mojo suavito de tomate.
(Todavía no he publicado ninguna receta de mojo. Todo se andará: de momento lo tengo en la categoría de tareas pendientes).

El caldo lo podemos tomar tal cual o aprovecharlo para una buena sopita.


4 comentarios:

Mari dijo...

Interesante lo del mojo verde y de tomate. Tendré pendiente visitarte cuando lo pongas.

El caldito debe hacer tremenda sopa de pescado.

Un saludo :)

Chiqui dijo...

Hola Mari,
a ver si me pongo con los mojos. Que va siendo horita.

La verdad es que el caldito es de los que resucita a un muerto.

Un beso, guapa.

Angeles dijo...

Que bueno el caldito.Tienes que poner los mojos.Bikiños

Chiqui dijo...

Habrá que buscar un huequito para publicarlos.
Besos