24 febrero 2009

OREJAS de Martes de Carnaval



INGREDIENTES:
3 huevos
100 gr. de mantequilla (o Tulipán)
½ vaso de leche
un poco de agua
ralladura de limón
1 copa de anís
un poco de sal
azúcar glass.
1 cucharadita de Royal
y harina (la que admita).

PREPARACIÓN: mezclar todo (a excepción del azúcar) y amasar bien hasta que la masa se despegue de los dedos. Dejarla en reposo durante 30 minutos.
Estirar la masa con rodillo dejándola muy, muy fina. Cortarla en porciones y freírlas en abundante aceite. Finalmente espolvorear las orejas con azúcar glass.


COMENTARIOS:

El Martes de Carnaval y por aquello de que al día siguiente, Miércoles de Ceniza, empieza la Cuaresma con sus ayunos y abstinencias, era típico en más de una casa gallega -siempre y cuando el bolsillo lo permitía - pegarse una buena "enchente", un buen empacho a base de lacón con grelos o de un cocidito de esos "ligeros" típicos de la tierra. Para rematar la faena y a modo de postre se degustaban las OREJAS de esta receta. Hoy en día pocos guardan el ayuno y la abstinecia, sin embargo las orejas siguen siendo típicas en estas fechas.

Mi madre las hace tan buenas que podría dedicarme a comprar favores traficando con ellas.

3 comentarios:

anónimo libador dijo...

De nuevo me asomo a este apetitoso blog para dar fe de lo que cuenta su autora: las hojuelas (como las llama mi santa madre) están del 15.

Pero déjenme añadir algo: ayer en el entrenamiento la acidez me devoraba las entrañas y yo le echo la culpa a la ingesta desaforada del dicho postre carnavalero... aunque hay quien dice que quizás tuviese algo que ver el rancho canario (2 platos), aguacates (2), quesillo, etc.

La verdad, no sé: sólo me reitero en el principio. Prueben las orejas: no se arrepentirán... y cuando cojan el tranquillo de la receta, llámenmepara comprobar si le han pillado el tranquillo.

andrea.cordonbleu dijo...

Me encantan estos postres, caseros y con años de historia...han salido de lujo.
Muy ricas.
Saludos

Chiqui dijo...

Gracias por el comentario. A mi me encanta tu blog. Fántastica la cita que lo encabeza.

Me alegra mucho que hayas probado la receta y te haya gustado
(Además me ha emocionado que alguien ajeno a mi familia se haya molestado en comentar en este blog)
Un saludo.